All for Joomla All for Webmasters

AgSilTreater™

Suministrar silicio, asimilable para uso humano, vegetal y animal en  formulaciones eficientes, es parte fundamental de nuestro portafolio. Esta publicación presenta nuestros productos, completamente solubles en agua, recomendados para  uso en cultivos agrícolas, forestales  y praderas.

El silicio, elemento químico omnipresente en la naturaleza, representa más de una cuarta parte de la masa del planeta, es actor principal de múltiples procesos fisiológicos en los seres vivos. Inicialmente, su ciclo natural permitió al hombre, los vegetales y al suelo disfrutar de suministro apropiado para suplir sus necesidades. Sin embargo, el manejo inadecuado de los suelos, con quema de rastrojos, uso masivo e indiscriminado de agrotoxicos y contaminación con residuos indeseables, alteró el balance químico, físico y biológico de los suelos y se redujo en forma grave la población de  los microorganismos, encargados de transformar en asimilables las fuentes primarias fueron insuficientes para realizar su trabajo y  la progresiva deficiencia  obligó a suplementarlo.

El silicio siempre ha estado presente en el suelo en forma de silicatos y óxidos de silicio; por acción del ácido carbónico y de las enzimas que liberan los microorganismos en su metabolismo, lo  transforma en bioasimilable o biodisponible.

Cuando el silicio se aplica, en ocasiones acompañado con fuentes de acidos húmicos y fulvicos, mejora la calidad  de los suelos con vocación productiva, favorece la nutricion y del sistema de defensas  de las plantas se hace más eficiente.

La investigación se ha concentrado en arroz, caña de azúcar, trigo, cebada, cucurbitáceas, palma africana, banano,  frutos rojos, pero se puede asegurar que todo cultivo responde favorablemente a su utilización.

La raiz de la planta absorbe el silicio como ácido monosilicico; éste se traslada hacia los brotes nuevos, por pérdida de agua se concentra, se polimeriza  primero a sílice coloidal y luego a gel silica. A  medida que se incrementa el contenido de ácido silícico, se va depositando debajo de la cubierta cuticular, formando una capa doble de cutícula – silicio. Esta formación confiere al silicio la propiedad de aliviar estreses bióticos y abióticos y hacer que la planta resista el ataque de plagas y enfermedades. La acumulación de sílice sobre los tejidos, actúa como barrera física contra la penetración de las hifas de los hongos y destruye el aparato bucal de los insectos.        

El silicio beneficia al suelo cuando se presenta estrés por  exceso de elementos esenciales como fosforo, nitrógeno, sodio, manganeso y aluminio. Si el contenido de fosforo es muy alto, el silicio limita la absorción de la parte inorgánica, sin variar el contenido de la parte organica, así la inactivación del zinc causada por el exceso de fosforo inorgánico se elimina. Igualmente, su utilización limita problemas fisiológicos como la inactividad enzimática y la creación de presión osmótica adicional.

En banano, el estrés por deficiencia de fosforo, es muy importante  dada la presencia de componentes alofàticos en la composición mineralógica de estos suelos o por altos contenidos de hierro y manganeso, estos favorecen la fijación de fosforo y hacen necesaria la aplicación adicional  de fuentes de fosforo. Con el fin de liberar el  fosforo fijado por acción del hierro, es necesario aplicar silicio al suelo porque se requieren fuentes edáficas para que la reacción ocurra. El silicio no solo libera el

Fosforo, también  inactiva el hierro presente en el suelo ser asimilado por la planta,  forma de phyllosilicatos de hierro que son compuestos muy estables, que no permiten que el el hierro vuelva a solubilizarse.

Al aplicar silicio en cultivos que presentan estrés por acumulación de sales, la translocación del sodio hacia nuevos brotes está ligada a la traspiración y por lo tanto el silicio,  bajo condiciones salinas,  ayuda a disminuir  la traspiración por reducción del flujo de sodio a la planta.

Los efectos del silicio en la planta son evidentes y variados: el contenido de silicio que se deposita sobre la cutícula de la hoja produce refracción de la luz, mejora notablemente su asimilacion y activa procesos fotosintéticos, se incrementando  la producción de almidones y azucares.

El cotín, es un constituyente natural de la pared celular de las plantas. Es un complejo polímero formado por acidos grasos insolubles y es repelente al agua. Cuando se combina con el silicio, forman una película muy resistente, que protege al vegetal de la excesiva deshidratación que causa la evapotranspiración y la  humidificación de la superficie. La planta se protege  de infecciones, de la acción de la luz ultravioleta y del daño que causan las heladas. Las hojas se hacen menos vulnerables a los efectos de la degradación enzimática que produce la penetración de hifas de los hongos. El silicio estimula la asimilacion de nitrógeno y previene la excesiva asimilacion de potasio, hay presencia de tallos más robustos, incrementa el tejido foliar, mejora la actividad oxidante y la longevidad de al raiz.

En caña de azúcar la deficiencia de silicio produce disminución considerable del fosfato orgánico afectando el proceso de concentración de sacarosa.  Cuando el arroz presenta  estrés biótico y abiótico, el silicio permite que las hojas, tallos y panículas presenten  crecimiento erecto, debido a mejor distribución de la luz sobre la espiga; al igual que en los demás cereales, disminuye el volcamiento que produce la deficiencia del elemento. El silicio aumenta la concentración de oxígeno en el sistema radicular y fortalece las paredes del canal, permitiendo a la planta respirar incluso en suelos donde se presentan inundaciones o encharcamientos.

Como parte del ciclo del silicio, éste es expulsado de las capas mas externas de las células de la epidermis,  a través de minúsculos canales. Luego se seca y forma cristales que se depositan sobre la superficie de la hoja, estos cristales irritan el aparato bucal de los insectos y nematodos y hacen  que las plantas tratadas no resulten atractivas para la plaga.   

En cucurbitáceas retrasa la sonescencia de las hojas,  haciéndolas más verdes al incrementarse la actividad de las enzimas y de compuestos fenólicos; esto  favorece el mayor desarrollo del área fopliar.  En banano, activa los mecanismos de defensa de la planta,  retardando el desarrollo y entrada del hongo Micosfaerella mussicola, causante de la Sigatoca negra de la hoja. Esta acción se explica por el efecto  del silicio sobre la quitina eque existe en el hongo.

En frutas el silicio hace que la epidermis sea más fuerte, ofreciendo mayor  protección contra la acción de agentes externos. Incrementa la intensidad de  los pigmentos naturales, previene la caída precoz, prolonga la vida útil y puede incrementar la producción de solidos solubles,  grados brix y azucares.

En flores, favorece el incremento de defensas naturales, la durabilidad e intensifica la el tono de pigmentación.

Condiciones generales de aplicación.

Las aplicaciones se deben hacer como parte importante del programa de nutricion del cultivo, al ser  suspendidas, a pesar de su acumulación, la resistencia que genera en la planta se pierde. El silicio es el único elemento que aun aplicado en cantidades excesivas, no causa problemas  ni toxicidad a la planta.

Es necesario ajustar el pH de la solución entre 4.5 y 5.5.  Orden de mezcla: agregar el producto comercial al agua y mezclar bien. No utilizar mezcladores metálicos. Aplicar una vez preparada la mezcla.

AgSilTreater™ formula estabilizada y totalmente asimilable, no coloidal, de ácido orto silícico. De alta biodisponibilidad de silicio, utiliza la sinergia que produce el boro, que está presente en la formulación. Fuente de silicio, soluble, ciento por ciento asimilable por las plantas a través de  las raíces o por las hojas

Características. Liquido incoloro, transparente y cristalino. Densidad a 20 °C 1,107. pH 1 a2. Olor característico. No es fitotóxico en la dosis recomendada. El trabajador puede ingresar inmediatamente después del tratamiento a las áreas tratadas. Compatible con la mayoría de productos de uso corriente en agricultura. El producto debe ser aplicado por recomendación del ingeniero agrónomo de asistencia técnica y con base en análisis de suelo.

Registro ICA  6304.

Composición. Acidos silícicos,  como SiO2 1.2 %, Potasio, como KCl 0.5 %, Boro, como ácido bórico 1.0 %, PEG 46%, agua, hasta completar 100 %.

Recomendaciones de uso. Dependiendo de la biomasa total de la planta y las recomendaciones del ingeniero agrónomo, se determina los litros del pc a usar por ciclo productivo. Frecuencia de las aplicaciones: para cultivos de ciclo corto, semanal o cada dos semanas; para cultivos de ciclos largos cada dos a cuatro semanas.  El número de aplicaciones se obtiene dividiendo el tiempo del ciclo por la frecuencia.   

Dosis.1.5 a 2 L / Ha. Cuando se incorpora en sistemas de riego se recomienda concentración del 1.5  2 %, 1.5  a 2 c c / L de agua.

Presentación comercial 1L y 4 L.

AgSoilTreater-N™ & Si  fórmula estabilizada que combina la acción de.

Extracto de fermentacion bacterial y de algas marinas con carga mineral de N,P, K,  que actúa como inductor de la actividad biológica. Oligoelementos indispensables en  la producción  enzimática de los microorganismos.

Fuente de silicio asimilable, totalmente soluble en agua. Es un líquido de olor característico y color azul verdoso.

Registro ICA 6345,  a nombre de AgProteccion Sostenible. S.A.S.

Composición.

Extracto de fermentacion  50 % , silicio 50%.

Recomendaciones de uso.

Presentación comercial 1 L y 4 L

Dosis 1.5  a 2 L / Ha. Cuando se incorpora en sistemas de riego utilizar una concentración de   1.5 a 2 %. 1.5 a 2 cc c c / L de agua.